En un principio en el objetivo de su origen era el de establecer un lugar intermedio entre el hospital y la familia. El planteamiento era que la rehabilitación se diera dentro de una estructura de hospital, permitiendo que en casa de medio camino se continuara con el tratamiento psiquiátrico. La casa de medio camino nace como una extensión de la hospitalización, lo que implica que no fue en un primer momento una institución autónoma. Los pacientes psiquiátricos de esta manera fluían entre el hospital, la casa de medio camino y la familia, sin posibilidad de cortar este vínculo, porque se temía que una vez que el paciente  se moviera de lugar, inmediatamente entraría en crisis y no habría posibilidad de contenerlo, salvo con la estructura propia del hospital psiquiátrico.

Leer más...